Sexología

Qué hacer si no logras llegar al orgasmo

dificultad para llegar al orgasmo

Qué hacer si no logras llegar al orgasmo

Hemos pasado de un escenario social en el que el orgasmo femenino ha dejado de ser algo totalmente superfluo, ya que no tenía utilidad a nivel reproductivo. A otro, en el orgasmo ha cobrado gran importancia.

Por eso actualmente, la ausencia de orgasmos, es la disfunción sexual femenina más estudiada.

La presión sociocultural, ver escenas eróticas en el cine o leer revistas donde se refieren orgasmos explosivos hace que quienes no experimentan esa sensación se sientan limitadas, interpretando su sexualidad como pobre, lo que favorece la evitación y la falta de entrenamiento para acceder a una respuesta satisfactoria.

Pero ¿Qué es la anorgasmia?

 “Inhibición recurrente y persistente del orgasmo, manifestada por su ausencia tras una fase de excitación normal y producida a través de una estimulación que pueda considerarse adecuada en intensidad, duración y tipo”.

La anorgasmia se puede dar de diferentes formas. Generalmente no es un problema “de toda la vida”. A veces incluso, sólo sucede en determinadas circunstancias.

 

¿Cómo sé si tengo un problema?

A lo largo de la vida de la mujer son muchas las ocasiones en que la respuesta sexual no culmina con la sensación orgásmica, sin que se pueda considerar por ello algo preocupante.

En definitiva, la sensación de tener o no tener un problema en este sentido es subjetiva.

No es lo mismo llegar masturbándote y en pareja no, que no haber tenido nunca un orgasmo, por ejemplo.

La anorgasmia se puede dar en mujeres con escaso interés por el sexo. En este caso, no suele suponer un problema para ellas.

Por el contrario, si la excitabilidad es alta, se tendrá la sensación de que falta algo. Y con independencia de la presión de la pareja, existirá más motivación para resolver el problema.

Pero si genera malestar y necesidad de saber que puede estar ocurriendo, hay que hacer una valoración para averiguarlo.

 

¿Qué puede estar provocando la anorgasmia?

Como dato importante a tener en cuenta, el 98% de las mujeres que acuden a consulta quejándose de anorgasmia primaria, no se han masturbado con anterioridad.

Cuando la anorgasmia aparece de formas paulatina y no hay evidencia de ninguna patología, casi siempre coincide con una mala relación de pareja.

La anorgasmia, en el 95% de los casos tiene origen psicológico y sólo el 5% se debe a causas orgánicas.

Las causas psicológicas son:

Traumas, depresión, ansiedad, miedo al descontrol, educación sexual inexistente o muy restrictiva, baja autoestima, distorsiones cognitivas de la imagen propia y lo más frecuente: relaciones de pareja problemáticas o deterioradas.

 

Las causas orgánicas son:  

    • Alteraciones metabólicas y endocrinologías como la diabetes.
    • Enfermedades crónicas: Las anomalías congénitas, las cardiopatías y alteraciones vasculares perigenitales, así como las disfunciones hepáticas y renales en estado avanzado.
    • Alteraciones neurológicas como, lesión medular, problemas de inervación de la pelvis, tumores de la médula espinal, esclerosis lateral amiotrófica y esclerosis múltiple.
    • Todas las enfermedades que afectan a la hipófisis, es especial el hipopituitarismo.
    • En el hiperaldosteronismo parece que el exceso de potasio, causante de las parestesias y debilidad muscular, tiene que ver con la alteración del orgasmo en el 20% de las mujeres que lo padecen.
    • Enfermedad de Addison.
    • Síndrome de Cushing.

Otras causas:

    • Consumo de drogas. En general casi todas las drogas afectan de forma adversa. Por ejemplo, el alcoholismo altera el orgasmo al 15% de las mujeres, bajando la intensidad en todas y disminuyendo la excitabilidad aproximadamente al 40%
    • Referente a los fármacos, son muchos los que inciden de forma negativa, pero los que más afectan son los antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

¿Cómo puedo solucionarlo?

Acudir a terapia sexual es lo único que te ayudará a solucionar el problema si te preocupa mucho.

Olvídate de los remedios mágicos, no existe ningún fármaco específico para la anorgasmia que haya demostrado ser claramente eficaz, tal como ocurre en la disfunción eréctil del hombre.

Pero si te está ocurriendo desde hace poco tiempo, ya has experimentado la sensación del orgasmo con anterioridad y sabes que no tienes ningún problema orgánico, existen productos que te ayudarán a potenciar la excitación.

Hablamos de los geles o cremas intensificadoras del orgasmo, que resultan muy efectivos en estos casos.

Se trata de un producto para aplicar en clítoris y labios menores, cuya finalidad es que la absorción del aminoácido precursor del óxido nítrico, favorezca la erección del clítoris.

O, dicho de otra manera. Son geles que aumentan la irrigación sanguínea aumentando la sensibilidad al roce.

Hay de tantos tipos como composiciones diferentes.

Por eso unos son suaves y sólo aumentan la sensibilidad, otros dan sensación de frescor, de calor o ambas al mismo tiempo. Y los más novedosos son los geles vibradores, que provocan una sensación que se asemeja a tener palpitaciones en la zona donde se aplica.

Si quieres saber un poco más sobre este tema no te pierdas el siguiente vídeo:

https://youtu.be/TeaMk-NVMeQ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − catorce =