Dildos sin vibración

Aunque es menos frecuente, hay personas a las que les molesta sentir vibraciones en el interior de la vagina o del ano o simplemente se estimulan mejor con rozamiento.

También son denominados consoladores aunque este término está en total decadencia.

Hay multitud de colores, materiales y tamaños que aportan distintas sensaciones.

Puedes utilizarlos como juguete vaginal o anal, en soledad o en compañía. En pareja puedes realizar  o recibir una doble penetración si es esa tu fantasía.  Y también se pueden acoplar a un arnés. Como ves un juguete tan sencillo te ofrece multitud de posibilidades por descubrir.

A pesar de ser uno de los artículos sexuales más antiguos no pasa de moda, por algo será.