Publicado el

DECÁLOGO DEL ORGASMO RESPONSABLE

QUIERO TENER ORGASMOS RESPONSABLES

Decálogo para el empoderamiento sexual

y el mantenimiento de la «autoestima orgásmica».

por Marien Figueredo

 

Para alcanzar una “satisfacción orgásmica” debemos ser capaces de identificar y gestionar una serie de aprendizajes, prejuicios o creencias e inseguridades.

Después de leer, estudiar, observar e incluso sentir en primera persona esta sublime sensación he llegado a una serie de conclusiones que voy a recoger en este decálogo a modo de recomendaciones para aquellas mujeres que quieran vivir la plenitud de sentirse empoderadas gracias a sus orgasmos.

 

  1. No voy competir con mi orgasmo.

“Mi pareja actual se lamenta de que sus parejas anteriores parecían disfrutar más que yo en la cama. Lo que me produce frustración, en cierto modo me siento cuestionada y obligada a ser mejor amante que el resto”.

  •  Cada persona vive la sexualidad de forma diferente, es como el baile, cada cual tiene su estilo y no por ello unas personas son mejores que otras. Nadie tiene derecho a juzgarte, e invitarte a actuar de una forma que no te represente y mucho menos a infravalorarte.

 

  1. No quiero sentir vergüenza.

“Cuando alcanzo el clímax me desato totalmente, y se acaba enterando todo el vecindario”; “A veces he llegado a sentir vergüenza con mi pareja sexual al darme cuenta de que me miraba como si estuviese loca”. 

  • Mientras no te pongan una multa por sobrepasar el nivel de decibelios permitido, NO hay problema. Si te da por gritar, reír, si tienes capacidad para soltar un chorro a propulsión, o si acabas llorando por la emoción, significa que has disfrutado, no les des más vueltas.

  

  1. No estoy dispuesta a tener un orgasmo bajo coacción.

Si es que llegas a tenerlo … “No me apetece nada pero no quiero que se enfade mi pareja”; “Mi chico va a pensar que ya no me atrae, o que tengo algo por ahí …”, “Quiere hacerlo sin protección porque dice que así le gusta más, me da mal rollo pero él me gusta tanto …” “Le he dicho que NO pero no respeta mi decisión y sigue insistiendo hasta que acepto para que me deje tranquila”.

  •  El sexo es un acuerdo, no tenemos la obligación de complacer a nuestra pareja, si se enfada o no lo encaja bien hay que hablar del tema y aclarar las dudas y temores. Tratar el asunto con asertividad es imprescindible para encontrar un punto de acuerdo. En el resto de planteamientos simplemente NO es NO y no cabe alternativa.

 

  1. No quiero sentirme culpable por disfrutar de mi placer.

Y aquí nos topamos con la iglesia. “Masturbarse está mal, sobre todo teniendo pareja”; “¡Qué vergüenza, los temas sexuales sólo se tratan en la intimidad …”.

  •  Sentir placer no es “pecado”, todo lo contrario, es algo positivo. Debes reconciliarte con tu cuerpo para empezar, explorar aquellas zonas que no te atreves ni a mirar, sentir placer y dejar que la naturaleza trabaje. Aparcar los prejuicios sobre todo si están muy arraigados a veces no es fácil pero no es imposible, ahora es un buen momento para reeducarte y emprender tu crecimiento erótico.

 

  1. No voy a obsesionarme porque mi amiga es multiorgásmica y yo no.

“Si ya me cuesta llegar una vez, como para lograrlo varias veces…”; “Yo creo que eso es un falso mito y que las que dicen ser multiorgásmicas lo hacen para llamar la atención pero en realidad no es cierto”.

  •  La multiorgasmia es un hecho estudiado y comprobado. Independientemente de este hecho, la sensación que produce un orgasmo es muy subjetiva, y compararse con otras personas no es positivo en este sentido. Por otro lado, no olvidemos que generalmente mentimos y exageramos. No te creas todo lo que te cuenten. Es importante aceptar tu placer e intenta ir mejorando poco a poco, sin prisas, sin metas impuestas. Pero sobre todo interpreta el placer que sientes como válido y lo que tenga que llegar llegará, sin presiones.

 

  1. No quiero frustrarme porque últimamente no llego.

“No sé que me ocurre, pero llevo una temporada en la que no consigo llegar, no sé si será por el estrés o el cansancio ¿tengo un problema?”; “Desde que comencé a tener desajustes por la menopausia todo está cambiando, me excito pero no puedo tener un orgasmo ¿tendré que resignarme y aceptar que esto es lo que toca?”; “ Ser madre ha cambiado por completo mi vida sexual, ya no logro disfrutar”.

  • Todas las personas pasamos por diferentes etapas y circunstancias. Si te obsesionas e intentas controlar la situación para lograr el orgasmo lo único que vas a conseguir es empeorar la situación. Desgraciadamente vivimos sometidos a muchas tensiones y cambios: estrés, falta de descanso, depresiones, embarazos, partos, intervenciones quirúrgicas, enfermedades crónicas … No sumes una presión más, disfruta del momento sin tener el objetivo de alcanzar el orgasmo, tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán. Tampoco se resignes a creer que los cambios son permanentes sin asesorarte previamente por profesionales.

 

  1. No pretendo obligarme a utilizar productos o juguetes con los que no me identifico.

“Mi marido, preocupado por mi falta de deseo leyó que los juguetes sexuales ayudan y me trajo a casa un vibrador que me produce pavor nada más verlo.”

  •  El sexo es para disfrutar, para ir descubriendo novedades poco a poco, de forma agradable, ¡pero no le lleves a tu pareja ese mega vibrador de 25 centímetros si nunca se ha atrevido a usar un juguete sexual! Háblalo, normaliza la situación, si siente mucho pudor comienza por algo muy discreto y elegante, no olvides que la cosmética erótica es una excelente opción que agrada a todos los públicos. Y sobre todo paciencia, los prejuicios no se superan imponiendo sino reeducando.

 

 

  1. No quiero tener un orgasmo en pareja, no estoy preparada.

“Salgo con un chico desde hace un par de semanas, él es mayor que yo y ya ha tenido relaciones sexuales antes, me insiste mucho en el tema y estoy hecha un lío, yo realmente aún no quiero tener sexo pero sé que si no lo hago le voy a perder”.

  •  Much@s jóvenes, sobre todo mujeres inician sus relaciones sexuales sin estar totalmente seguras, sólo por complacer, porque el resto del grupo con el que suele salir ya practican sexo, o porque “no me vaya a dejar mi pareja”.

Dejar que otra persona “invada tu intimidad” o “invadirla” es un acto que requiere responsabilidad, no es sólo una cuestión fisiológica, de una u otra forma van a intervenir los sentimientos. Tampoco se trata de esperar a que llegue amor de tu vida (que no existe) o de que tienes que elegir muy bien porque ya te tendrás que casar con esa persona NO, se trata de respeto, de honestidad y por su puesto de afectividad. Será un recuerdo permanente para el resto de tu vida, no lo frivolices, no lo hagas si aún no te apetece realmente. Y por supuesto, no te confundas, alguien que te presiona para hacer algo que realmente tú no quieres, que no respeta tu evolución y que no está dispuesto a esperar al momento adecuado para ti NO está realmente interesado en ti y debes valorar si realmente te merece la pena tener un encuentro sexual con una persona así.

 

9. No deseo fingir el orgasmo.

“Me cuesta mucho alcanzar el orgasmo y finjo muy a menudo, tengo miedo de decirle la verdad a mi pareja porque sé que va a pensar que no es capaz de satisfacerme y se va a sentir mal”; “Mi marido piensa que mi descenso de la lívido es a causa de que ya no me excita, le genera inseguridad e incluso celos, prefiero fingir antes de tener que soportar después sus reproches”

  •  Si no llegas, independientemente de por la razón que sea, teatralizar para no dañar la autoestima de tu pareja no es la solución. Antes o después te pasará factura, tanto a ti, como a tu relación. Si es algo que te lleva sucediendo mucho tiempo deberías sincerarte y consultar con alguien especializado, si te está sucediendo desde hace poco tiempo probablemente sea una situación pasajera, céntrate en disfrutar.

 

  1. No pretendo tener un orgasmo del que me arrepienta después.

“Me ha vuelto a pasar, este sábado conocí a alguien en la discoteca, y como dice mi madre, por la noche todos los gatos son pardos, entre bromas y risas acabé teniendo sexo a pesar de que le acababa de conocer”.

  •  Si no te supone un problema flirtear e intimar con alguien desconocido en una primera cita, no le des más vueltas, quédate con el momento, no te martirices posteriormente pensando: “ahora resulta que si mi prima me ha dicho …” y cuestiones por el estilo. NO, no te vas a ir a vivir con esa persona, TAMPOCO TIENES QUE VOLVER A TENER SEXO CON ESA PERSONA SI NO QUIERES.

Si no estás entre ese tipo de personas que viven su sexualidad de forma más espontánea y sabes que después te va a pasar factura, tú decides, los tiempos que necesitas los marcas tú, dejarse guiar por lo que hace la mayoría en estos casos no funciona, debemos ser consecuentes con nosotrxs mismxs.

 

  

Necesitamos libertad y empoderamiento sexual para aceptarnos ante nuestras inseguridades, para que nos importe un pimiento el “qué va a pensar de mí”, para atrevernos a explorar nuestro cuerpo sin temores ni culpas, para expresar con claridad nuestras preferencias, para decidir con rotundidad sobre nuestra sexualidad, y sobre todo necesitamos asimilar que todo lo anterior depende de nuestra determinación.

 Esperar sentad@s a que las cosas cambien por arte de magia, a que los demás se den cuenta de nuestras “pajas mentales” y las solucionen por nosotros, no nos llevará jamás al lugar donde pretendemos ir.

 Las cosas no cambian si no eres capaz de mover un solo dedo (nunca mejor dicho) …

 

Nota: Todas las frases tomadas como ejemplos estás extraídas de conversaciones reales durante la consulta sexológica.

Publicado el

EMOCIONES: LA ENVIDIA

“NO VEMOS EL MUNDO COMO ES SINO COMO SOMOS”

Esta frase es mi medallita, la llevo siempre conmigo para recordarme quien soy e intentar comprender a los demás. Desde que la descubrí y comprendí su significado, me la repito prácticamente a diario.

Formamos parte de una sociedad que tiende a condenar el éxito ajeno.

Aunque nadie suele hablar del tema, en un plano más profundo, está mal visto que nos vaya bien de un modo u otro, incluso cuando no se trate de dinero. Este mal se denomina envidia y es una emoción desagradable.

La RAE la define como “deseo de algo que no se posee”, lo que provoca “tristeza o desdicha al observar el bien ajeno”. Surge cuando nos comparamos con otra persona y pensamos que tiene algo que nosotros buscamos. Es una emoción que destapa nuestras carencias, creándonos un complejo de inferioridad, frente a otros que entendemos que “tienen más” (lo que sea).

La envidia paraliza el progreso social, porque genera en quien es el centro de atención, el miedo a no encajar con la opinión de la mayoría y como resultado esta persona decide dejar de “brillar” para no molestar. Ya que uno de los mayores temores del ser humano es destacar del resto y ser excluido.

Los éxitos, los reconocimientos no llegan por casualidad, aunque sí en el momento y de la forma más inesperada generalmente.

Cuando alguien se expresa mediante palabras y acciones desde su autenticidad, sin esperar nada a cambio, antes o después “se le ve”.  Cuando una persona trabaja por algo que le apasiona, antes o después “se le ve”.

A todos nos gusta recibir reconocimiento por nuestro esfuerzo, la mayoría de la veces no llega, o no lo vemos, o no es como esperábamos, simplemente no es de la manera que creemos merecer.

Y bajo la influencia de la envidia somos incapaces de alegrarnos de las alegrías ajenas. Ahí es cuando, estas actúan como un espejo donde solemos ver reflejadas nuestras propias frustraciones. Sin embargo, reconocer nuestro complejo de inferioridad es tan doloroso, que necesitamos canalizar nuestra insatisfacción juzgando a la persona que ha conseguido eso que envidiamos cuando no sabemos gestionarla.

¿Qué podemos hacer para no beber de ese veneno que no aporta y nos pone en evidencia? Muy sencillo: dejar de demonizar el triunfo ajeno y comenzar a admirar las fortalezas de otros y aprender de esas cualidades que les han permitido a alcanzar sus sueños, o simplemente obtener reconocimiento público.

Lo que envidiamos nos destruye, en cambio, lo que admiramos nos construye. Aquello que admiramos en otras personas lo estamos cultivando en nuestro interior. Por eso, la envidia es una guía fiable de los talentos innatos que todavía tenemos que desarrollar.

Yo he vivido mucho tiempo, en el que no entendía que ser alumna sobresaliente y no sólo en calificaciones, no diera fruto más allá de un número plasmado en un papel. Aún hoy, siento que el fruto de mi trabajo no es proporcional a mi esfuerzo y dedicación, pero sigo porque adoro lo que hago. Eso me hace sentir malestar a veces al compararme con otros profesionales. Pero en lugar de dejarme llevar con por la emoción me adueño de ella y extraigo la información que necesito para seguir mejorando y construyendo un mundo más amable y respetuoso.

Publicado el

5 TRUCOS INFALIBLES PARA DURAR MAS EN LA CAMA

¿Quieres descubrir los trucos infalibles que te convertirán en el mejor amante?

Y lo que es mejor, sin tener la necesidad de recurrir a costosas pastillas ni complicadas técnicas.

Te puedo asegurar que con estos sencillos trucos podrás darle placer a tu pareja durante un tiempo ilimitado, hasta que decidáis parar.

¿Crees que no es posible? Sigue leyendo:

Sigue leyendo 5 TRUCOS INFALIBLES PARA DURAR MAS EN LA CAMA

Publicado el

¿Qué es un Taller Vivencial?

Ya lo decían los filósofos antiguos: “Toda teoría que surge, viene después de la experiencia.” Y para corroborar esta idea, no hay ejemplo más explicativo que los Talleres Vivenciales.

Se trata de una modalidad pedagógica altamente efectiva para elevar la calidad de vida en cualquier ámbito.

Los talleres son programas educativos que suelen ser muy bien acogidos por las personas, dado que en ellos se sale del marco habitual para aprender sin darse cuenta, de forma amena y divertida.

Sigue leyendo ¿Qué es un Taller Vivencial?

Publicado el

ACOSO SEXUAL

Aún no me puedo creer lo que me ha sucedido. Y lo más indignante es que me dijera: “Llevas provocándome toda la noche con las miradas …”
El sábado me tocó trabajar en la barra, no me considero sex simbol, soy de lo más normal. Mi actitud es cordial y amable como la de cualquier persona que quiera desarrollar bien su trabajo en el sector hostelero.

Una hora antes de cerrar, aún quedaban bastantes clientes en el local, cuando entró esta persona.
Como no traía compañía, se fue acercando a cada uno de los grupos que estaban tomando un refrigerio.
Me di cuenta de que con gesto hostil le daban de lado e iba al siguiente objetivo. Nadie me dio quejas de su conducta, no parecía conflictiva.


Poco a poco se fue despejando el local hasta que nos quedamos solos, ahí fue cuando comencé a pasarlo realmente mal.
Esta persona, haciendo caso omiso a mis negativas, siguió haciéndome propuestas cada vez más soeces y explícitas. Mi nivel de incomodidad ascendía por minutos hasta que finalmente veo como se dirige hacia el interior de la barra a la voz de “esta noche quiero follar”, se me abalanzó y me agarró del pantalón a la altura de la bragueta para besarme. Inmediatamente le di un empujón y me reafirmé en mí NO, a lo que me contestó: “Llevas provocándome toda la noche con las miradas …”.
Entonces, alzando la voz le contesté: “¡Vete de aquí!”, mientras le señalaba la puerta con mi mano temblorosa.
Se marchó lanzando multitud de improperios. Yo respiré con alivio, me había librado por muy poco de una buena …”

¿De qué creéis que se había librado? ¿Qué habéis visualizado?

Este es el relato resumido de un hombre que vino a pedirme consejo tras este caso de acoso sexual. Cuando una mujer se encuentra en esta situación, teme por su integridad física en primera instancia. En este caso, al ser un hombre el acosado su temor era el problema que le podía suponer el hecho de poner límites a esa mujer para evitar el contacto físico.

El sabía que podía bloquearla en cualquier momento, pero qué pasaría después …ahí lo dejo.
Y una última pregunta, sabiendo que en este caso la víctima fue un hombre y la agresora una mujer, ¿alguien se ha parado a pensar que ropa llevaba él?, ¿la hora que era?, o si ¿realmente le había provocado con la mirada como ella decía?

Publicado el

AUTOESTIMA CORPORAL

autoestima corporal, complejos

Uno de los problemas con los que más sufrimos cualquier persona en general, y sobre todo, las mujeres, es la falta de aceptación de nuestra imagen.

El hecho de no encajar en los cánones de belleza preestablecidos socialmente, provoca un malestar que puede incurrir en graves trastornos alimenticios como la anorexia. Aunque lo más común es la falta de autoconfianza y autoestima,  e incluso ansiedad y depresión.

Cuando no aceptamos alguna parte de nuestro cuerpo, el miedo a sentirnos rechazados se hace patente, con lo que evitamos situaciones que nos expongan emocionalmente. Lo que nos lleva a tomar decisiones muy limitantes tanto a nivel personal como laboral.

Sigue leyendo AUTOESTIMA CORPORAL

Publicado el

CÓMO DISFRUTAR DEL MEJOR SEXO ORAL

el mejor sexo oral cunnilingus

Este artículo va principalmente dirigido a todas aquellas mujeres que no logran disfrutar como les gustaría al recibir el cunnilingus. Y a aquellos hombres que quieran comprender algunos motivos por los que quizá, a pesar de sus esfuerzos, no llegan a lograrlo.

Pero ¿cómo es esto? , si las mujeres no disfrutamos del sexo oral, el artículo debería ir destinado a hombres, u otras mujeres, para que aprendan a hacerlo mejor ¿no?

De verdad, ¿crees que toda la responsabilidad de que tú no disfrutes la tiene tu pareja?

Cuando se habla de técnicas o tips para realizar el mejor sexo oral, se da por hecho que hay una parte pasiva, que simplemente recibiendo una boca, labios, lengua “correctamente”, disfrutará locamente.

Te voy a desvelar las 5 principales razones por las que muchas mujeres aún no han recibido un buen cunnilingus:

Sigue leyendo CÓMO DISFRUTAR DEL MEJOR SEXO ORAL

Publicado el

NO CONSIGO LLEGAR AL ORGASMO

 

Creemos que el orgasmo es algo que sucede de forma espontánea, sin más. No entendemos que es un aprendizaje como otro cualquiera. No existe una tecla universal que te lleve automáticamente al clímax.

Es como aprender a caminar, a montar en bici, a conducir un coche, requiere de un periodo de tiempo en el que iremos adquiriendo la destreza que nos permita que suceda de forma automática.

Como cualquier aprendizaje, los avances serán progresivos, puede que, con algún retroceso en el camino sin importancia.

Y yo te pregunto: ¿Quién aprende más rápido el niño que tiene miedo? o ¿aquel que entusiasmado disfruta de cada paso que da por torpe que sea?

Sigue leyendo NO CONSIGO LLEGAR AL ORGASMO

Publicado el

SOLO LLEGO AL ORGASMO CON MI VIBRADOR

¿Qué puedo hacer si sólo tengo orgasmos con mi vibrador?

Digamos que es el coste de mecanizar el placer, consiste en desaprovechar nuestra capacidad de sentir placer de forma variada en pro de lograr orgasmos de la forma más eficiente.

Pero no nos vayamos a poner en plan alarmista, el uso de juguetes sexuales es muy positivo, sólo hay que saber cómo utilizarlos para no caer en una “rutina vibracional”. Pues ya sabes, que la rutina en el sexo no es nada recomendable.

Sigue leyendo SOLO LLEGO AL ORGASMO CON MI VIBRADOR

Publicado el

LA NEUROCIENCIA DEL PLACER SEXUAL

¿Cómo se producen los orgasmos?

Como sabéis, el cerebro es el órgano que tiene el control absoluto sobre el orgasmo. Su fiel aliado es el sistema nervioso. Sin el envío de impulsos nerviosos a la médula espinal y al cerebro, los orgasmos no existirían.

La información recogida por los cinco sentidos llega a la corteza cerebral a través de la médula espinal. Acto seguido, esta información es enviada a otras partes del sistema nervioso para su procesamiento, y así generar un aprendizaje.

El funcionamiento básico del sistema nervioso depende en gran medida de multitud de células diminutas denominadas neuronas. Nuestro cerebro tiene millones de esas células, que están especializadas en muchos tipos distintos de funciones y se encargan de trasmitir información entre sí a través de complejos procesos electroquímicos, estableciendo conexiones entre sí que afectan a la forma en que pensamos, aprendemos, nos movemos y nos comportamos.

Sigue leyendo LA NEUROCIENCIA DEL PLACER SEXUAL