Sexología

¿Por qué perdemos el DESEO sexual?

¿Por qué perdemos el DESEO sexual? 

No te pierdas el ? VIDEO al final del artículo para descubrir la respuesta a esta preguntar de forma más detallada.

¿Qué es el deseo sexual?

Es la expectativa del placer, la anticipación. Es un “creo” que me va a gustar. El deseo está en la mente y cuando se materializa en el cuerpo ya no se llama deseo o lívido.

¿Qué activa nuestro deseo sexual?

Cualquier estímulo que al observarlo creamos que nos va a proporcionar placer.

Un estímulo puede ser algo de nuestro presente, un recuerdo, o algo imaginado como una fantasía.

También puede ser una persona, una situación, un objeto …

Por ejemplo: Un camarero que me gusta, unos zapatos o cualquier otro fetiche, un olor que nos traiga el recuerdo de algún encuentro que nos encantó o simplemente imaginar en base a una lectura o película.

El cerebro no distingue realidad o fantasía y reacciona igual.

¿Cómo funciona nuestro cerebro para generar deseo sexual? El sistema de recompensa

El deseo aparece cuando observamos algo que creemos que va a proporcionarnos placer.

En ese momento, surgen emociones que nos incitan a realizar la acción y aparece la dopamina, que nos ayuda a imaginarnos realizando la acción.

Una vez que el deseo ha cumplido su función, que es impulsarnos a realizar aquello que suponemos nos dará placer. Y realicemos esa acción, si obtenemos el placer esperado, el circuito de recompensa se cierra, generando un aprendizaje. Para eso tiene que aparecer la serotonina que está relacionada precisamente con el deseo de volver a experimentar ese placer.

Ahora bien, tener deseo sexual no nos garantiza la obtención del placer esperado. Entonces, ¿qué ocurre si la acción no nos satisface?

Si no se cumplen nuestras expectativas, en lugar de serotonina segregaremos cortisol, que es una hormona relacionada con el estrés y se da en situaciones desagradables, activando el circuito de castigo. Por lo que no tendremos ganas de repetir o incluso rechazaremos repetir esa acción.

Si se repite el circuito de recompensa, el cerebro activará nuestro deseo sexual. En cambio, si se repite en el tiempo el circuito de castigo, el cerebro generará rechazo ante la experiencia sexual, anulando el deseo sexual.

Por eso, la mayoría de las veces, la falta de deseo o libido, tiene que ver más con la experiencia ante esa expectativa de obtener placer que con otras causas.

La CLAVE para mejorar el deseo sexual

Reforzando nuestro circuito de recompensa. Y eso se logra creando experiencias placenteras reales.

Para eso, resulta sumamente importante, tener un estado de ánimo positivo para empezar, así se activa el sistema de recompensa segregando dopamina dotándonos de esa motivación, que es la que permite la liberación de endorfinas, que son las encargadas de materializar ese placer.

Y como el circuito de recompensa en un circuito cerrado. El placer hace que las endorfinas aumenten la segregación de dopamina y estimulen esa motivación, reforzando el estado de ánimo y proporcionándonos mayor bienestar.

Por eso, mejorar el deseo sexual implica aprender a identificar nuestros mecanismos de placer, para aumentar la excitación y mantenernos con ganas de volver a repetir.

https://youtu.be/so7Tz85XrXY

Si tienes dudas o necesitas ayuda, puedes CONTACTAR conmigo.

Y si te has quedado con ganas de más, aquí puedes ver todos nuestros programas de sexualidad ?  https://tveocomarca.es/category/el-sexometro/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =