Sexología

El gran PROBLEMA SEXUAL en las parejas estables

El gran PROBLEMA SEXUAL en las parejas estables.

No te pierdas el  VIDEO al final del artículo para descubrir la respuesta a esta preguntar de forma más detallada.

Cuando subimos una montaña de hielo, a medida que más avanzamos, más frío hace. Esa es la descripción que una de nuestras clientes utilizó para referirse al problema que la atormentaba y que casi acaba con su relación de pareja.

Estoy segura de que estás deseando saber de qué se trata, pero antes, vamos a aclarar algunos conceptos para que puedas comprender mejor la situación.

¿Existen distintos tipos de deseo sexual?

La buena noticia es que sí, y gracias a esto, podemos intervenir para mejorar nuestra lívido.

He clasificado el deseo sexual en dos grandes grupos a los que he llamado:

Deseo sexual Inconsciente y Deseo sexual Consciente

El primero va a depender de una serie de factores que no podemos controlar ya que es instintivo e impulsivo y por eso tiene muchos altibajos. Y lo que debemos tener súper claro, es que tiene fecha de caducidad.

Este deseo sexual inconsciente, aparece de forma repentina, y está controlado por nuestras hormonas. Por eso también se llama deseo biológico u hormonal.

El deseo sexual inconsciente va a fluctuar en las mujeres en función de: la fase del ciclo menstrual en la que nos encontremos, embarazo y postparto, menopausia.

Y en general, tanto en mujeres como en hombres, variará con los niveles de testosterona. La testosterona es la hormona que regula las funciones sexuales.

La salud tanto física como psíquica también va a influir en estos ciclos hormonales, provocando que nuestro deseo inconsciente pueda subir, bajar o incluso ser inexistente.

En definitiva, el deseo inconsciente o biológico no es controlable y, por lo tanto, no podemos hacer nada para mejorarlo.

Dentro de este deseo inconsciente y determinado por las hormonas, existe un tipo de deseo que aparece claramente cuando nos enamoramos o nos atrae mucho alguien. Este va a fluctuar o incluso desaparecer en función de las emociones que nos transmita la persona que nos gusta al interactuar con ella.

Recordemos que somos química y que nuestro sistema límbico es un circuito hormonal que inunda nuestro cerebro cuando sentimos atracción y placer, con dopamina, serotonina y norepinefrina. Y que si, además, tenemos sentimientos más profundos, aparecerán la oxitocina y la vasopresina, para enriquecer el cóctel del amor aún más.

El gran conflicto aparece cuando dependemos del deseo biológico para disfrutar del sexo, porque es el que estamos acostumbrados/as a sentir, y tenemos la creencia de que debe surgir de forma “natural” y cuando esto no sucede, pensamos que tenemos un problema o que la relación de pareja ya no funciona, aunque haya amor.

Pero como dije al principio, el deseo inconsciente depende de las hormonas, y en una relación estable, el cerebro se habitúa y no segrega hormonas con la misma intensidad que al principio. Es decir, el deseo hormonal, tiende a desaparecer debido a la estabilidad. Pero eso no significa que exista un problema ni tampoco que nos tengamos que resignar ya que existe otro tipo de deseo, el consciente, sobre el que sí podemos trabajar. Eso lo veremos en el próximo artículo.

En este vídeo te explico cual es el gran PROBLEMA SEXUAL en las parejas estables con ejemplos, espero que te sirva de ayuda 🙂

Si tienes dudas o necesitas ayuda, puedes CONTACTAR conmigo.

Y si te has quedado con ganas de más, aquí puedes ver todos nuestros programas de sexualidad ?  https://tveocomarca.es/category/el-sexometro/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 8 =