Sexología

La MEDITACIÓN ORGÁSMICA

La MEDITACIÓN ORGÁSMICA

¿Qué es el club de las buscadoras del orgasmo?

Un grupo formado por miles de mujeres en Estados Unidos y Reino Unido. Estas mujeres fueron participantes en los talleres de la empresa OneTaste, creada por Nicole Daedone.

Nicole prometía una técnica infalible para conseguir orgasmos. Y gracias a famosas como Gwyneth Paltrow, su propuesta se hizo viral y Nicole construyó un imperio de su iniciativa.

¿Qué se aprende en esos talleres?

La «meditación orgásmica», abreviada OM. Una práctica que fue celebrada por diosas de la new age consumista como Gwyneth Paltrow o la viral Kourtney Kardashian.

Gracias a la fama que adquirió la técnica, la empresa de Nicole Daedone llegó a facturar 12 millones de dólares al año y tuvo centros en varias ciudades. Las más importantes: Nueva York, San Francisco y Londres.

En 2017 el negocio florecía con 150 personas en el staff de ventas y programas de coaching anuales con una matrícula de 60.000 dólares.

Por ejemplo:  Un taller intensivo donde la fundadora enseñaba personalmente su técnica clitoriana costaba 36.000$.

¿Qué es la meditación orgásmica?

La meditación orgásmica es un ejercicio que conecta la mente con el placer para lograr una mejor experiencia en el sexo.

El cerebro es el principal órgano sexual de los seres humanos, y tanto el amor como el deseo activan zonas específicas cerebrales de las que dependen la excitación y el orgasmo.

Las caricias y los estímulos sensoriales, junto a los pensamientos y las fantasías sexuales, desencadenan la respuesta sexual y mantienen el interés durante las relaciones íntimas.

Muchas mujeres viven concentradas en llegar al final, sin embargo, lo importante es disfrutar el proceso. No es necesario tener un orgasmo para sentir mucho placer. Puede que llegue o puede que no, la idea es eliminar la presión de conseguirlo para disfrutar de todo el momento.

La meditación orgásmica es una forma diferente de vivir la sexualidad, liberarse del estrés y elevar los niveles de placer.

Este procedimiento requiere tiempo y paciencia. El objetivo de la técnica es ejercitar la espiritualidad por medio de la estimulación del órgano más sensible de la mujer.

Además, la meditación orgásmica se concentra en el placer individual más allá del reciproco.

Para una mujer que tenga orgasmos sin problemas ¿también sirve?

Por supuesto, ya que se trata de abrirnos a una nueva forma de vivir la sexualidad y liberarnos de las tensiones y del estrés generados por las prisas que caracterizan la vida cotidiana de las sociedades occidentales.

Daedone, autora del libro Slow Sex, nos muestra su visión en el arte del orgasmo femenino. Su objetivo es que las mujeres alcancen la plenitud y la felicidad mediante la manipulación del clítoris, una estimulación que permite activar el sistema límbico y provocar la liberación de oxitocina, la hormona de la felicidad.

El sexo va más allá de la penetración, conlleva ciertas tácticas para lograr que los implicados en el acto logren sentirse realmente satisfechos. Por esta razón, se han implementado diferentes alternativas para estimular a la pareja.

Los creadores de la meditación orgásmica: Ken Blackman y Nicole Daedone, aseguraron que además de ayudar a conseguir el orgasmo, también ayuda a prolongar su intensidad y duración hasta 15 minutos.

¿Esto es efectivo realmente o más bien una leyenda urbana?

Algunas mujeres que han experimentado esta meditación aseguran haber logrado un mayor placer. Además, es de aclarar que esta estimulación se basa en masajear el clítoris por determinado tiempo, pero sin llegar al orgasmo, pues se dice que el pico del placer sucede antes del clímax.

¿Cómo se practica?

Es una práctica que, en su primera vez, se aconseja estar guiados por un experto en el tema y así aprender la forma correcta de llevarlo a cabo.

Lo primero es crear el NIDO. Se trata de crear espacio donde se va a llevar a cabo la meditación. Lo recomendable es situar en el suelo de una habitación una esterilla de yoga, por ejemplo, con varios almohadones y un cojín específico para que se siente la persona que realizará la práctica. Además, resultan necesarios un reloj con cronómetro, lubricante íntimo y una toalla de manos. La preparación del ‘nido’ es fundamental, se toma conciencia con lo que se está haciendo, funciona como un ritual. Las luces estarán encendidas, para diferenciar este momento a uno de actividad sexual.

La mujer se desviste solo por debajo de la cintura y se acomoda tumbada boca arriba en la esterilla, con las rodillas flexionadas. El hombre, al que se denomina stroker (‘el que acaricia’), se sienta siempre a su derecha, porque utilizará la mano izquierda para acariciar los genitales de la mujer. Pasará su pierna izquierda, doblada, sobre el cuerpo de la mujer, y la pierna derecha la colocará bajo las rodillas de ella, de modo que su pie haga contacto con la mano izquierda de ella.

El stroker comprueba que tiene a mano el lubricante, la toalla y el reloj que cronometrará 13 minutos exactos.

Como primer contacto, el hombre describirá a la mujer cómo son sus órganos genitales externos tal y como los está viendo (forma, textura, color, olor, etc). Pregunta a la mujer si está lista para comenzar, y si la respuesta es afirmativa, le explica dónde y cómo va a tocarla para crear una situación de confianza. A continuación, aplica lubricante en su dedo índice izquierdo y en el pulgar derecho.

El stroker sitúa en la base de los labios vaginales el dedo pulgar derecho, lo que le servirá de apoyo, y deslizará el índice izquierdo desde ese punto hacia arriba, hasta el clítoris, para extender el lubricante. Comenzará una estimulación del cuadrante superior izquierdo del clítoris con su índice en movimientos de arriba abajo, aplicando una presión suave. Precisamente ésa es la zona en la que el clítoris tiene un mayor número de terminaciones nerviosas. El objetivo es que los dos sientan el contacto. Algunas mujeres llegan al orgasmo, pero no es lo habitual.

La mujer estimulada puede aprovechar para pedir lo que desee con respecto a la estimulación, dando alguna instrucción concreta a su compañero de práctico. Se trata de profundizar un poco más en la comunicación y la confianza creada.

La alarma del reloj suena a los 13 minutos, pero la meditación orgásmica dura 15 minutos. De lo que se trata en esos dos minutos que quedan es de ayudar al cuerpo a que recupere la calma y que vuelva a relajarse. Para ello, el stroker pondrá su mano derecha suavemente sobre la izquierda, tapando los genitales de la mujer y presionando levemente. Ese proceso de volver al punto de origen es necesario para ambos.

Tras estos dos minutos de relajación, el hombre utiliza la toalla para limpiar el lubricante del sexo de la mujer y de sus manos. Ella vuelve a vestirse y ambos recogen el ‘nido’. Y después pueden compartir los sentimientos y pensamientos que hayan surgido durante la práctica. El objetivo es que ese espacio, con sus componentes solo queden vinculados a ese momento.

¿En estos talleres, los participantes suelen tener sexo después?

Estos 15 minutos de meditación orgásmica conducen a muchas parejas al deseo de tener sexo inmediatamente después, pero es importante que se practique en un espacio distinto para que haya una diferenciación sin fisuras entre ambos momentos.

Cabe recordar, que como se trata de ayudarle a la mujer a fortalecer su placer y espiritualidad, el estimulador debe estar completamente vestido y concentrando su atención a los movimientos que realiza en los genitales femeninos.

A pesar de que en la técnica original requiere de una pareja, algunas mujeres han intentado la meditación orgásmica ellas solas. Es ideal buscar un lugar tranquilo donde pueda relajarse y empezar a estimular las zonas de la vagina que más gusten.

Lo importante del acto, como ya se había mencionado, es dejar atrás el afán de conseguir el orgasmo o alargarlo. Es fundamental concentrarse en las sensaciones y estímulos para intensificar la meditación y tener como posible consecuencia el orgasmo.

Si necesitas ayuda puedes CONTACTAR conmigo y diseñaremos un plan de ejercicios para que disfrutes del sexo como nunca.

En este vídeo te lo explico todo muy bien acerca de, la Meditación Orgásmica:

https://youtu.be/6biOKQDU2N0

Y si te has quedado con ganas de más, aquí puedes ver todos nuestros programas de sexualidad ?  https://tveocomarca.es/category/el-sexometro/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − cinco =