Sexología

HABLAR DE SEXUALIDAD CON NUESTROS JÓVENES

HABLAR DE SEXUALIDAD CON NUESTROS JÓVENES

¿Qué es la sexualidad?

La sexualidad es un elemento esencial en la determinación de la identidad de cualquier persona. Y la adolescencia, es un periodo crítico en este proceso madurativo, por eso hay que anticiparse.

Es preocupante que la educación sexual siga siendo una asignatura pendiente en la vida de nuestros jóvenes.

Si queremos hablar de sexualidad necesitamos atender a los procesos por los cuales las personas interaccionamos con las demás y con nosotras mismas desde una identidad sexual que nos sitúa en un mundo global.

En esas interacciones entran en juego aspectos relacionados con lo físico, lo emocional y lo social. Así como dimensiones que van desde la reproducción, la salud (física y psíquica), lo relacional y lo lúdico.

La sexualidad va de la mano de la vida y el desarrollo personal, por lo que no podemos hablar de un concepto único ni estático.

Es una parte integral de la personalidad de todo ser humano. Cuyo desarrollo personal pleno depende de la satisfacción de necesidades humanas básicas, como el deseo de contacto, de intimidad, la expresión emocional, la búsqueda del placer, la ternura y el amor.

¿En qué consiste la Educación Sexual?

Se trata de la divulgación de conocimiento con base científica acerca de la sexualidad. La sexualidad no sólo abarca lo físico o tangible, también integra factores cognitivos y emocionales.

En educación sexual hablamos acerca de, el conocimiento del cuerpo, el cerebro y sistema endocrino. Hablamos de identidad y orientación sexual. También de, relaciones interpersonales, resolución de conflictos, y comunicación asertiva en pareja.

Hablar de Educación sexual, es hablar de respeto, de diversidad y de afectos.

En función de la edad de las personas receptoras de esta información, el contenido se adapta.

En definitiva, se trata de compartir dudas, destruir prejuicios y desterrar falsas creencias en espacios seguros y con profesionales formados.

¿A qué nos enfrentamos en ausencia de una Educación sexual rigurosa y veraz?

Existe una educación sexual subliminar e inconsciente a través de los medios de comunicación, publicidad, las redes sociales, el cine y todo un imaginario social muy presente en el que la sexualidad aparece banalizada. Por eso es tan importante en nuestra sociedad, contraponer a este discurso popular, el de una educación sexual basada en conocimientos científicos e impartida por profesionales formados.

El contacto con contenidos sexuales en las redes es cada vez más temprano. Muchas veces vinculados directamente a la pornografía, ya que a estos contenidos se llega de forma muy sencilla a través de cualquier motor de búsqueda en internet.

No es que ellos estén interesados por la pornografía sino que, estando interesados por saciar su curiosidad, cuestión que es natural, buscan contenidos sobre sexualidad y encuentran porno.

¿Qué pueden hacer los padres?

Asumir que este es un tema que no pueden evitar y afrontarlo con sus hijas e hijos.

es importante realizar educación sexual en los centros educativos, pero que esta será mucho más efectiva si incluimos a las familias en nuestras programaciones, ya que la colaboración con ellas repercutirá de forma mucho más efectiva que si solo ponemos el foco de atención a las niñas, niños y jóvenes.

Las familias tienen un papel fundamental, pero a veces precisan que se les aporten herramientas para enfrentarse a situaciones que todavía siguen siendo incómodas en muchas casas.

Por eso en talleres con las AMPAS se trabaja conjuntamente: la comunicación honesta, compartir dudas e inseguridades, y sobre todo, escuchar sin juzgar y validar sus emociones.

Existen actitudes que no ayudan como los interrogatorios, vincular el sexo exclusivamente a la prevención de ITGs, o colocarnos en una posición de jueces.

 ¿Qué pueden hacer los centros educativos?

Los centros educativos suponen la principal herramienta de socialización colectiva con la que la que contamos. Y la demanda de este tipo de formación cada vez es más alta. Por eso suponen un importante cimiento en el desarrollo de nuestros niños y niñas en cualquier área de sus vidas.

La educación afectivo-sexual tiene que estar presente en los centros educativos, ya que es la única manera de prevenir la normalización de las agresiones sexuales, de la violencia sexual.

¿Qué está en juego?

Además de la salud y los embarazos no deseados, la felicidad de nuestra juventud depende de ese trabajo.

Si necesitas ayuda puedes CONTACTAR conmigo y te orientaré en este tema.

En este vídeo te lo explico todo muy bien acerca de: Hablar de sexualidad con los nuestros jóvenes 💡

Y si te has quedado con ganas de más, aquí puedes ver todos nuestros programas de sexualidad ?  https://tveocomarca.es/category/el-sexometro/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − nueve =