Sexología

Fetiche, Fantasía o Trastorno ¿Cuál es la diferencia?

Fetiche, Fantasía o Trastorno ¿Cuál es la diferencia?

No te pierdas el  VIDEO al final del artículo para descubrir la respuesta.

Un fetiche es aquello que nos excita y hace nuestro sexo más placentero para llevarnos antes al orgasmo.

Normalmente es un objeto, por ejemplo: la lencería, los tacones, la ropa de látex… También puede ser una parte o característica del cuerpo (pies, pechos, piercings, tatuajes…).

O incluso cierta práctica sexual concreta: tortura genital, azotes, caricias. Es sólo un complemento para disfrutar más del sexo.

Todavía existen muchos tabúes acerca de este tema, lo cierto es que es mucho más común de lo que parece. De hecho, muchas parejas recurren a ellos para salir de la rutina y experimentar nuevas experiencias.

¿Es lo mismo Fetiche que fantasía?

No, son cosas distintas, fantasía es un deseo compuesto de varios elementos, y un fetiche algo mucho más concreto.

¿Puede llegar a ser un trastorno?

 El fetichismo sexual, está basado en la excitación sexual intensa a través de un objeto inanimado (el fetiche) de forma recurrente. En principio, no se trata de un trastorno, sino de una simple manifestación de la sexualidad de la persona.

Pero, si el fetiche se convierte en un elemento necesario para la excitación sexual, no produciéndose de otro modo, entonces sí que puede considerarse un trastorno.

A no ser que el fetiche condicione la vida sexual del individuo, es decir, que no sea capaz de mantener una relación sexual sin el objeto de deseo, el fetichismo no es un trastorno sexual. De hecho, es muy común e inofensivo.

La gran diferencia entre ser fetichista y tener una parafilia pasa por que el fin de uno es dar de manera lícita placer a otras personas o a uno mismo mientras que el otro puede incluso llegar a traspasar los límites legales vigentes.

Durante mucho tiempo el fetichismo estuvo considerado una parafilia, y en algunos casos la línea que separa uno y otro es muy fina y por tanto difícil de diferenciar, pero digamos que básicamente que depende del nivel de intensidad con que lo viva el individuo.

Por el contrario, la parafilia se vuelve imprescindible para que la persona disfrute del sexo, podríamos decir que es el fetiche llevado al extremo: si la persona no realiza determinada acción o no interactúa con un individuo concreto o no obtiene estimulación a través de su objeto de deseo no logra la excitación sexual.

¿Cómo se origina un fetiche?

Existen varias teorías, aunque la mas extendida es la del condicionamiento.

La teoría del condicionamiento, parece explicar mejor la dinámica y las causas de este patrón de comportamiento sexual. Para el condicionamiento, el fetichismo se explica como una reacción a un evento que se desarrolló durante la infancia o al inicio de la masturbación.

De esta forma, una experiencia durante los primeros años causaría que el fetichista desarrollara una asociación entre el deseo y la excitación sexual y un objeto determinado. Así, esta asociación llegaría hasta la edad adulta.

FETICHES MÁS FRECUENTES Y MÁS RAROS

Los que son comunes y además socialmente aceptados, son los uniformes: bomberos, policías, enfermeras, o soldados…

Y también las siguientes partes del cuerpo: las tetas y el culo, de hecho, hay una adoración al culo, tanto femenino como masculino.

Y al pene, hasta hay un festival del pene, el Kanamara Matsuri de Kawasaki, a principios de abril, es uno de los festivales de primavera más extravagantes de Japón. El evento más destacado es la procesión con tres altares portátiles en forma de falo y ofrece gran variedad de comida y recuerdos con formas fálicas para la ocasión.

Otros fetiches menos aceptados socialmente pero bastante frecuentes son:

  • La podofilia, es el fetiche por los pies, y es muchísimo más común de lo que se cree.
  • Tricofilia: fetichismo por el cabello femenino.
  • Misofilia: con la lencería, sobre todo usada.
  • Estigmatofilia: atracción sexual hacia personas con piercings y tatuajes, perforaciones…
  • Retifismo: excitación sexual gracias a los zapatos.
  • Pogonofilia: la atracción por los hombres con barba.
  • Urolagnia: relacionada con la orina.

En la película KIKI EL AMOR SE HACE se narran cinco historias de amor y de curiosas filias sexuales coinciden en un calenturiento verano madrileño. Dacrifilia, elifilia, somnofilia, dendrofilia y harpaxofilia.

Al final del artículo, te enumero otros fetiches más raros y desconocidos pero que también tienen su público. Y también describo brevemente los fetiches que aparecen en la película.

Si tienes dudas o necesitas ayuda, puedes CONTACTAR conmigo.

Y si te has quedado con ganas de más, aquí puedes ver todos nuestros programas de sexualidad ?  https://tveocomarca.es/category/el-sexometro/

Abasiofilia Preferencia por personas Excitación sexual por personas discapacitadas.
Acomoclitismo Fetichismo Excitación por los genitales depilados o ausentes de vello.
Acrotomofilia Preferencia por personas Excitación por parejas sexuales con miembros amputados.
Agamaltofilia Fetichismo Deseo sexual hacia una estatua, muñeco, maniquí u otro objeto figurativo similar.
Altocalcifilia Fetichismo Atracción por los zapatos de tacones altos. Preferentemente de color rojo o negro.
Arterofilia Fetichismo Atracción por las venas y arterias marcadas de los brazos.
Autonepiofilia Fetichismo Atracción por usar pañales.
Basetofilia Fetichismo Excitación sexual producida por el orden o la limpieza extrema.
Blastolagnia Preferencia por personas Atracción por mujeres muy jóvenes.
Capnolagnia Fetichismo La capnolagnia es el fetichismo relacionado con el acto de fumar.
Cartonfilia Fetichismo Atracción por el cartón u objetos hechos de cartón.
Clastomania Prácticas sexuales Placer en destrozar o romper la ropa que lleva puesta la pareja sexual.
Clismafilia Prácticas sexuales Placer sexual obtenido al inyectar líquido en la cavidad anal mediante enemas.
Coprofilia Fetichismo Excitación sexual producida por las heces.
Dacrifilia Fetichismo Excitación por las lágrimas o el llanto.
Dendrofilia Fetichismo Atracción sexual hacia los árboles y las plantas.
Electrofilia (electrocutofilia) Sadismo La excitación solo se produce al usar choques eléctricos.
Elefilia Fetichismo Atracción obsesiva por determinados tejidos.
Eproctofilia Fetichismo Excitación producida por los gases producidos por el cuerpo humano.
Formicofilia Preferencia por animales Excitación sexual al reptar hormigas (también otros insectos —caracoles, gusanos— o animales pequeños) sobre los genitales.
Frotismo (froteurismo) Fetichismo Excitación sexual solo al refregar los genitales contra personas desconocidas.
Gerontofilia Preferencia por personas Atracción sexual por adultos mayores.
Harpaxofilia Masoquismo Atracción producida al ser asaltado o robado con violencia.
Hibristofilia Preferencia por personas Atracción hacia asesinos, delincuentes, forajidos o criminales.
Hierofilia Fetichismo Placer sexual que se logra al usar en el acto objetos sagrados o religiosos.
Hifefilia Fetichismo Excitación por la posesión de algún objeto ajeno, ropa, cabellos, piel, preferente vello de la zona genital, etc.
Hipnofilia Voyeurismo Excitación al contemplar personas dormidas.
Illudofilia prácticas sexuales Excitación por escribir palabras o frases en el cuerpo de la pareja sexual.
Ipsofilia Preferencia por personas Excitación solo por uno mismo. No es lo mismo que masturbación, donde el objeto sexual puede ser una persona presente, una fotografía o una fantasía.
Macrofilia Fetichismo Excitación sexual por gigantes.
Maskefilia Fetichismo Predilección hacia el sexo con el uso de máscaras o cualquier objeto que cubra parcial o completamente la cara
Mecanofilia Fetichismo Atracción sexual por máquinas.
Microfilia Fetichismo Excitación sexual por personas pequeñas.
Misofilia Fetichismo Atracción sexual por la ropa sucia.
Oculofilia Fetichismo Atracción sexual por la zona ocular de otras personas, especialmente los ojos.
Odaxelagnia Sadismo Excitación sexual que se logra al morder a la persona o amante.
Olfactofilia u osmolagnia Fetichismo Excitación sexual con los olores del cuerpo humano.
Ovofilia Fetichismo Atracción sexual por los huevos.
Patinfilia Fetichismo Excitación sexual producida por las personas usando patines.
Podofilia Fetichismo Atracción sexual por los pies.
Pulserofilia Fetichismo Atracción sexual por las cadenas o pulseras.
Quirofilia Fetichismo Atracción sexual por las manos
Rabdofilia Masoquismo Atracción por ser flagelado.
Retifismo Fetichismo Fetiche por los zapatos.
Salirofilia Fetichismo Excitación producida por ensuciar o pringar con algo comestible a la pareja.
Soccufilia Preferencia por personas Fijación sexual por las personas zurdas.
Telefonofilia Fetichismo Deseo sexual por las conversaciones telefónicas.
Tricofilia Fetichismo Excitación por el cabello, con variantes de longitud, colores, texturas, inclusive cortes forzados.
Triolismo Fetichismo Excitación a partir de ver a su pareja tener relaciones sexuales con otra persona.
Trullafilia Fetichismo Excitación sexual por las palas de cavar y otros instrumentos de jardinería.
Undinismo Fetichismo Excitación producida por el vaivén del mar.
Uretralismo Prácticas sexuales Introducción de objetos en la uretra.
Urofilia Fetichismo Atracción por ver orinar o ingerir orina.
Ursusagalamatofilia Fetichismo Atracción sexual masiva hacia los juguetes de peluche o hacia personas vestidas con trajes conocidos como “Fursuits”.
Vincilagnia Masoquismo Excitación por hacerse atar.
Voyerismo o voyeurismo Fetichismo Excitación sexual producida al observar a otras personas mantener relaciones sexuales, o de carácter privado.
Xenofilia Preferencia por personas Deseo sexual por los extranjeros.
Xenoglosofilia Fetichismo Atracción por las lenguas extranjeras.
Zelofilia Fetichismo Deseo sexual producido por el sentimiento de envidia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =