Sexología

¿EL TAMAÑO DEL PENE IMPORTA?

Seguro que muchas veces te habrás preguntado ¿el tamaño del pene importa?

No te pierdas el vídeo al final del artículo si quieres saber más.

Y lo cierto es, que a veces sí importa, esa es la verdad.

Pero cuando hablamos de tamaño, ¿qué es lo primero que te viene a la cabeza? Seguro que un miembro viril grande.

En este artículo, vamos a hablar de tamaño y nos referimos a toda la gama, desde los «minipenes» hasta los penes XXXL.

¿Es cierto que un pene grande da más placer?

Desde un punto de vista del placer en general, por ejemplo, en el placer vaginal, no importa, ya que cualquier tamaño es perfectamente válido. Si un dedo es capaz de provocar orgasmos, ¿por qué no lo iba a hacer un pene pequeño?

Y para las mujeres que sólo alcanzan el climax mediante la estimulación del clítoris, el tamaño del pene importa menos todavía.

En conclusión, el tamaño NO importa para conseguir placer sexual.

Sin embargo, a un nivel más general, podemos decir que el tamaño SI importa.

¿Por qué existe ese mito en cuanto al tamaño grande?

Un tamaño grande suele ser objeto de morbo y fantasías. Un pene grande, para quien lo prefiera así, eleva la excitación tanto que ya está casi todo el trabajo hecho.

Casos concretos en los que un pene grande es mejor

Además, para las mujeres que tienen la capacidad de experimentar orgasmos cervicouterinos, un pene grande resulta imprescindible.

Así como para las mujeres que necesitan sentir una intensa fricción en el orificio de entrada vaginal. Este orificio también llamado introito está cerrado cerrado por un músculo voluntario llamado Pubo-vaginal, que forma parte del grupo muscular del Suelo Pélvico.   Por eso, las mujeres que tienen el suelo pélvico debilitado y el introito muy flexible, suelen disfrutar mucho más con un pene grueso.

Pero, aunque el hecho de que el tamaño SI importe no siempre es en el buen sentido.

¿Existen casos en los que sea preferible un pene más pequeño?

Un pene grande para muchas mujeres es sinónimo de dolor, como ocurre en el caso de las mujeres con útero espástico, que no toleran la penetración profunda.

O también en el caso de las mujeres cuyo introito no es muy flexible. Y no hablemos de mujeres con dificultades por dolor durante la penetración, como ocurre en los casos en que existe vaginismo o dispaurenia.

En el caso del sexo oral, hacer una felación a un pene grande suele ser más incómodo.

Y si hablamos de sexo anal, un pene grande puede provocar pavor a simple vista, y requerirá más tiempo de preparación para poder practicarlo de forma agradable.

¿Cómo podemos solucionar el problema del tamaño?

Si el pene es grueso poco se puede hacer, mucho lubricante, y mucha excitación previa al coito.

Si además es largo, a veces es necesario rodear la base con una toalla enrollada para que haga de tope y así evitar una embestida profunda que puede resultar muy dolorosa para una mujer. En el caso del sexo anal no habría problema ya que no hay tope.

Y si el pene es pequeño, existen fundas con relieves que proporcionan un placer vaginal increíble.

Resumiendo, el tamaño influye, a veces positivamente otras negativamente, y eso depende de distintos factores como hemos visto. Por suerte, hemos ido evolucionando y aprendiendo que el placer y el orgasmo no siempre se logran a través del coito. La masturbación, los masajes, el sexo oral, utilizar juguetes sexuales … tenemos multitud de recursos a nuestro alcance para disfrutar sin que el tamaño del pene tenga que importar.

Si quieres saber más sobre «el tamaño del pene importa», no te pierdas el siguiente vídeo ➡

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 2 =