Publicado el

EL CLÍTORIS, UN DIAMANTE DEL PLACER

EL CLÍTORIS, UN DIAMANTE DEL PLACER
4.2 (84%) 5 vote[s]

“El clítoris no es un botón, es un iceberg”

ya lo decía Sophia Wallace.

Y probablemente aún la mayoría de las personas lo consideren un simple cachito de carne que sobresale sin merecer ningún tratamiento erótico, o con la máxima fortuna de quedar relegado a una escasa estimulación “preliminar” durante las relaciones sexuales, abandonando su masaje para buscar el culmen del placer femenino por la vía tradicional, la vagina. Obviando que más de la mitad de las mujeres no alcanzan el clímax durante el coito a menos que se estimule simultáneamente este pedacito de fruta de la pasión.

Dotado con más de 8000 terminaciones nerviosas, aproximadamente el doble que el pene, parece absurdo e ilógico que se desdeñe semejante diamante en bruto. Pero hay que entrar en contexto para comprender que a una parte del cuerpo femenino dotada de tal virtud como la de investir poder y autonomía a la mujer y para más inri carente de utilidad hacia fines reproductivos, no interesaba darle publicidad, es más, durante siglos y aún hoy en día en algunas culturas, el clítoris ha sido invisibilizado, estigmatizado e incluso mutilado.

Desde 1559, año en que por primera vez fue diseccionado, hemos avanzado mucho gracias al interés de los profesionales de la sexología, pero todavía existen falsas creencias que han impedido que la mujer se haga dueña y señora de su propio placer, de forma exclusiva e idependientemente de su función reproductiva coitocentrista.

Este montículo erógeno cuya única función es la de generar placer, en su totalidad mide de 9 a 11 centímetros, de los que sólo podemos disfrutar de forma directa del único centímetro que queda expuesto a la vista de quién quiera admirarlo, hablo del glande de clítoris.

Cada clítoris es una joya única propia de cada anatomía femenina, no hay dos iguales, del mismo modo que ocurre con la nariz, los labios u otra parte de nuestro cuerpo.

Las mujeres, al igual que los hombres tenemos erecciones nocturnas, durante la fase REM, el clítoris se inflama debido a la concentración de sangre y la vagina comienza a lubricar.

¡Y qué mejor forma de celebrar el día mundial del Orgasmo Femeninoque rindiéndole homenaje a nuestro diamante del placer!

Te recomendamos algunos trucos genéricos para que tu incursión hacia la “petite mort” mediante la estimulación clitoriana sea más agradable:

  • No olvides lubricarlo: con un lubricante, un aceite de base no mineral, con tu propia lubricación o con saliva.
  • Nunca incidas directamente sobre su glande durante el primer contacto, ya que puede resultar molesto e incluso doloroso.
  • Y lo más importante: NO TIENES PRISA POR ALCANZAR UN ORGASMO, ponte cómoda, relájate, y explora las distintas sensaciones que obtienes estimulando cada una de las partes de la zona, variando el ritmo y tipo de roce, despertando y expandiendo tu energía sexual.

 

💡 Quiero ver un vídeo relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *