Sexología

OTRAS CAUSAS DEL DOLOR DURANTE LA PENETRACIÓN

OTRAS CAUSAS DEL DOLOR DURANTE LA PENETRACIÓN

No te pierdas el  VIDEO al final del artículo para saberlo todo acerca de este tema.

En el artículo anterior, analizamos las diferentes causas físicas que podían estar provocando el dolor durante la penetración. Pero a veces, a nivel físico, todo parece estar bien aparentemente, sin embargo, el dolor aparece. En estos casos, el dolor puede deberse a factores emocionales.

Las emociones están íntimamente conectadas con la actividad sexual, por lo que pueden ser un factor determinante en cualquier tipo de dolor sexual. A veces, también hay una causa física detrás de este trastorno, y es la parte emocional la que, aunque no causa directamente el problema, sí que lo agrava y lo mantiene.

Los factores emocionales que pueden influir negativamente son:

  • Creencias erróneas y escasa educación sexual. El temor a un embarazo no deseado, las falsas creencias sobre el propio cuerpo, y, en general, una educación muy restrictiva respecto a la sexualidad, pueden derivar en dolor a la hora de mantener relaciones sexuales con penetración.
  • Trauma por antecedentes de abuso sexual. No todas las personas con dispareunia o vaginismo tienen antecedentes de abuso sexual, pero si has sufrido abuso, las posibilidades de sufrir este trastorno aumentan mucho.
  • Problemas psicológicos. La ansiedad, la depresión, trastornos relacionados con la apariencia física, pueden contribuir a un bajo nivel de excitación y, en consecuencia, a la incomodidad o al dolor.
  • Estrés general. Los músculos del suelo pélvico tienden a tensarse como respuesta al estrés que sientes en tu vida. Esto puede contribuir al dolor durante las relaciones sexuales.
  • Relación de pareja deteriorada. En esta situación es fácil llegar al momento de la penetración con un nulo o escaso nivel de excitación y, en consecuencia, a la escasa lubricación e incluso a la tensión de la zona, ocasionando dolor.
  • Miedo al dolor. A veces, puede ser difícil determinar si hay factores emocionales asociados a la dispareunia. Y simplemente, el dolor inicial puede causar miedo de tener dolor recurrente, lo que hace difícil que te relajes, y esto puede provocar más dolor. Y podrías empezar a evitar las relaciones sexuales si las asocias con el dolor en lugar de con placer.

 

¿QUÉ PUEDO HACER PARA EVITARLO?

 Ante la posibilidad de que la causa sea física, es aconsejable acudir en primer lugar a consulta de ginecología para descartar cualquier infección vaginal, malformaciones, cicatrices u otras enfermedades en la zona genital. También para considerar si el problema surge en el posparto o la menopausia, etapas en las que pueden jugar un papel importante los factores de tipo hormonal.

El principal motivo del dolor: Puede deberse a que se mantienen relaciones de penetración cuando hay poco deseo o con falta de lubricación vaginal.

La lubricación insuficiente suele ocurrir cuando no hay suficiente juego previo al coito. Otra causa puede ser una disminución en los niveles de estrógeno tras la menopausia o el parto, o durante la lactancia.

 

EL TRATAMIENTO EN FUNCIÓN DEL ORIGEN DEL DOLOR

Dependiendo de la causa del dolor, la solución puede ser una terapia sexual o de pareja, un tratamiento médico, o fisioterapia de suelo pélvico. En cualquier caso, para saber cómo solucionar estos problemas, primero hay que averiguar las causas.

Las causas psicológicas se trabajan en consulta sexológica. En el tratamiento se utilizan técnicas como la desensibilización sistemática con la ayuda de dilatadores y la potenciación sensorial, además de información sexual y anatómica veraz.

En la mayoría de ocasiones es imprescindible el uso de geles o cremas lubricantes para minimizar el malestar.

Una buena relación de pareja es fundamental porque va a ser necesaria su colaboración, ya que la solución para el coito doloroso, con frecuencia necesita de la suspensión temporal del coito. En este sentido, muchas mujeres no se sienten capaces de de resolver este problema si sus parejas no aceptan la renuncia al coito y están continuamente presionándolas para mantener relaciones de penetración.

Educación sexual, la mejor prevención

Si te duele durante el coito, céntrate en otras formas de dar y recibir placer mientras encuentras la solución.

No es tu obligación satisfacer a tu pareja, tu prioridad es cuidarte y evitar que el problema vaya aumentando.

https://youtu.be/P51gFGQIEro?list=PLshm6626Y2M08f33Y8KwrQP8fKyxkWeT1

Si tienes dudas o necesitas ayuda, puedes CONTACTAR conmigo.

Y si te has quedado con ganas de más, aquí puedes ver todos nuestros programas de sexualidad ?  https://tveocomarca.es/category/el-sexometro/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =