Sexología

TIPOS DE PRESERVATIVOS QUE NO CONOCES

Recibimos muchas consultas sobre tipos de preservativos, por eso hemos dedicado este artículo ha explicarte todos los que existen y sus diferencias.

Llevamos usando preservativos desde el 1564, aunque los de látex no llegaron hasta 1920 y los de poliuretano (sin látex) no aparecieron hasta 1994.

Y aunque creas que conoces muy bien este producto, ya te adelanto yo que no.

Primero porque existen multitud de marcas y sólo nos suenan las que salen por la tele. Y segundo, porque la variedad va mucho más allá de lo anunciado.

Lo primero que quiero hacer, es derribar ese mito que hay en torno a la seguridad de las marcas.

Actualmente los condones tienen que pasar una serie de rigurosos controles para obtener la certificación de garantiza su calidad y en definitiva su seguridad.

La ISO (Organización Internacional de Normalización), fijó los estándares internacionales de producción para los preservativos.

Dependiendo del material de fabricación de los preservativos, las marcas tienen que aplicar la ISO 4074 para los de caucho de látex natural, o la ISO 23409 para los de materiales sintéticos como el poliuretano.

Por eso, da igual la marca en cuanto a seguridad se refiere. La gran diferencia en cuanto a precios tiene más que ver con el marketing que con la calidad en estos casos. Aunque es cierto que los preservativos de marcas conocidas son más innovadores y presentan una gama más variada que los otros.

A continuación, vamos a ver los diferentes tipos de preservativos masculinos que existen:

    • En función del nivel de lubricante: Extra lubricados o normales.

Los extra lubricados son muy recomendados para las primeras relaciones sexuales coitales.

    • Según su forma: Anatómicos o clásicos.

Los anatómicos se adaptan mejor a los penes que no son totalmente rectos, es decir, a la mayoría, y son más cómodos y fáciles de colocar.

    • Según su espesor: Sensitivos, Extra Gruesos o con Texturas.

Los sensitivos son más finitos y van bien para aquellas personas que quieren sentir la penetración más natural.

Los extra gruesos son los más seguros, ideales para sexo anal o relaciones sexuales de alto riesgo. También ayudan a los chicos con eyaculación precoz.

Los texturizados tienen el objetivo de ofrecer un mayor placer a la persona penetrada. Los hay punteados, estriados o mixtos.

    • En función del material: De látex o sintéticos.

Los de látex son de caucho natural, pero provocan reacciones alérgicas a las personas más sensible.

Los sintéticos de poliuretano, más conocidos como “sin látex”, son más caros pero son aptos para todas las personas salvo casos muy excepcionales.

    • Divertidos: De sabores y colores.

Perfectos para añadir olor y sabor agradable al momento. Ideales para practicar sexo oral de forma segura y deliciosa.

    • Excitantes: Efecto placer.

Más efectivos que los texturizados, este tipo de condones, no lleva lubricante normal, sino que lleva geles intensificadores del placer. ¡Si los pruebas, ya no querrás otros!

    • Sorprendentes: Fluorescentes.

Estos son el regalo estrella en cumpleaños y despedidas. Lleva un gel luminiscente que cuando se acerca a la luz “se carga” para después brillar en la oscuridad.

    • En función del tamaño: De tallas diferentes.

Da igual si la tienes larga, corta, gruesa o delgada. La buena noticia es que existe un preservativo adecuado para ti. Existen marcas con hasta 7 tallas diferentes.

    • Especiales: Retardantes.

Si tu problema es que aguantas poco sin correrte, los preservativos con gel retardante incorporado pueden ser buenos aliados.

Si quieres saber más acerca de tipos de preservativos, no te pierdas el vídeo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =