Sexología

Relaciones Abiertas

RELACIONES ABIERTAS. RELACIONES NO MONÓGAMAS

No te pierdas el  VIDEO al final del artículo para saberlo todo acerca de este tema.

Sin duda, uno de los temas que más curiosidad despierta es el de las relaciones no convencionales.

Cuando hablo con mis clientes o amistades sobre el tema observo que hay muchísima confusión, y por ello se tiende a generalizar y a mezclar concentos. El resultado es que la mayoría de las personas monógamas no acaban de comprender estas realidades.

Para comenzar vamos a poner en contexto a través de la historia reciente esta forma de relacionarse.

En la década de los 60, diferentes personas comenzaron a cuestionarse y a replantearse las relaciones “para toda la vida”. A través de una visión crítica basada en si la exclusividad sexual era o no algo que iba en contra de lo “natural”.

Sin embargo, no es hasta unos 50 años después, cuando se produce una expansión real de esta forma alternativa de relacionarse.

Pero no podemos olvidar, que las relaciones no monógamas han existido desde la prehistoria. Y la monogamia es un constructo social que no es ni bueno ni malo. El problema está en que la mayoría de las personas están en relaciones monógamas y no por elección propia. No se han parado a reflexionar acerca de otras posibilidades ya que se nos ha hecho creer que tener una pareja con exclusividad sexual y para toda la vida es lo normal y lo correcto.

La monogamia como forma de relación en el ser humano surge cuando el hombre comienza a acumular riqueza y ahí aparece el concepto del linaje. Con el linaje, el hombre siente la necesidad de saber que sus hijos son legítimos ya que van a ser los herederos de su patrimonio. Y la única forma de tener la garantía de que esos hijos son de su misma sangre es a través de la exclusividad sexual.

Las relaciones no monógamas a día de hoy se engloban en 3 categorías:

  • Parejas swingers
  • Parejas liberales
  • Poliamorosos

Todas tienen algo en común, la ausencia de exclusividad sexual, y el consenso de todas las partes en cuanto a los límites y el cuidado de la salud. La infidelidad no existe puesto que no hay engaño.

Las parejas swingers, realizan prácticas sexuales con otras personas del colectivo. La particularidad es que siempre van a ir a jugar juntos. Es decir, la pareja swinger hace quedadas con otras parejas afines ya sea en locales de intercambio o en fiestas privadas que se suelen desarrollar en chalets alquilados. En cuanto a las practicas no se limitan sólo al intercambio de parejas, además hacen tríos e incluso orgías. Pero siempre van a participar ambos en los juegos eróticos directa o indirectamente. Nunca va uno sólo a una fiesta, por ejemplo.

Los liberales van más allá, y se permiten mantener relaciones sexuales fuera del contexto de una quedada. Digamos que son más flexibles aún y que si a un miembro de la pareja le apetece quedar con alguien y al otro hacer otra cosa, no tienen esa limitación.

Y los poliamorosos, representan la forma de relacionarse más compleja de todas. Aquí ya hablamos de núcleos familiares, porque como la palabra indica, sus vínculos no son sólo amistosos y sexuales.

Los núcleos son cambiantes ya que en el tiempo van entrando y saliendo otras personas. De base existe una pareja nuclear, que a su vez tendrá relaciones afectivas con otras personas. Todos se conocen y basan su relación no sólo en el sexo sino también en el amor. Entienden que amar a una misma persona toda la vida es una quimera y no se limitan a experimentar la atracción y el enamoramiento con más personas a lo largo de su vida, pero sin llegar a descuidar o abandonar a su pareja principal.

 

En definitiva, existen diferentes realidades a la hora de relacionarse. Cada persona es libre de escoger el modelo que se adapta mejor a su forma de querer vivir la vida.

La monogamia es el modelo más extendido, pero también en el que menos se respetan los acuerdos establecidos, de ahí que las infidelidades vayan en aumento. ¿Por qué? Por que para escoger cualquier otro modelo relacional hay que romper con muchas creencias y hay que realizar un trabajo de autoconocimiento profundo. Es decir, es algo muy meditado. Cosa que no suele suceder con la monogamia, ya que parece que nos viene impuesta de serie. Lo que provoca una falta de coherencia en algunos casos entre lo que la persona piensa y desea, y lo que se supone que debe de hacer.

Si tienes dudas o necesitas ayuda, puedes CONTACTAR conmigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + once =