Sexología

5 CONSEJOS PARA SEXO ANAL SIN DOLOR

5 CONSEJOS PARA SEXO ANAL SIN DOLOR

No te pierdas el  VIDEO al final del artículo para saberlo todo acerca de este tema.

¿Se puede llegar al orgasmo con la estimulación anal?

Si, ya que el ano también posee multitud de terminaciones nerviosas.
Además, en el caso de la mujer, la última parte del recto coincide con la zona G de la vagina. Por eso, estimular analmente, también excitará indirectamente la vagina. Y si además incluimos el clítoris, el orgasmo promete ser explosivo.
Y en el caso del hombre, se puede estimular el punto P, y también lograr de esta manera orgasmos más intensos.

¿La alimentación influye?

Si. Por eso es importante evitar todo aquello que pueda ser estimulante para los intestinos. Por ejemplo, comidas picantes o muy condimentadas y bebidas excitantes. Lo ideal es tomar alimentos suaves: manzana, plátano, arroz, tofu o pescado.
Normalmente no hay muchos restos fecales en el recto, pero si has comido algo demasiado estimulante para los intestinos que pueda causarte diarreas. Entonces, toda esa materia fecal irá a parar a esa zona. Lo ideal es tener heces sólidas durante un par de días antes del sexo anal para que todo vaya bien.

¿Qué pasa si hay hemorroides?

Yo diría que no es recomendable practicar sexo anal. Aunque un médico especialista es el que mejor puede valorarnos y orientarnos al respecto.
Hay que tener mucho cuidado porque podemos terminar con una fisura anal. Si aparece dolor o sangrado, hay que parar inmediatamente.

5 CONSEJOS PARA SEXO ANAL SIN DOLOR

1. Empezar a solas:

La clave para disfrutar el sexo anal es sentirse cómodo uno mismo con su cuerpo y con lo que le da placer. Explorar y reconocer las sensaciones. Así como familiarizarse con la sensibilidad de la zona.
Incorporar la estimulación anal a la masturbación ayudará a conectar el placer con la zona anal y a que después todo vaya bien cuando estés en pareja.

2. Escoger bien tu juguete anal:

Empezar con el juguete apropiado es esencial. Las bolas o los tapones anales son buenos juguetes para empezar. Pero después, la vibración ayudará a relajar el músculo pubococcígeo que rodea en forma de ocho la abertura vaginal y el ano.
También es importante elegir bien el juguete por motivos de seguridad. No debemos jugar con nada que no tenga un agarre o una base más ancha porque si no, conseguiremos acabar en urgencias, ya que el ano tiende a aspirar e introducir y no tiene “tope” como ocurre con la vagina.

3. No olvides la higiene y la protección:

Hay que usar siempre preservativo para evitar infecciones de transmisión sexual y, en el caso del sexo anal, con más motivo, por motivos de higiene. Ya sean partes del cuerpo o juguetes, deben estar otra vez limpios antes de meterse en otros orificios.
No pases del ano a la vagina si no has limpiado o cambiado el preservativo porque puedes introducir patógenos que pueden provocar infecciones.

4. Lubricar bien la zona:

La clave para que el sexo anal sea cómodo es usar MUCHO lubricante. Puedes usar lubricante a base de agua o silicona. No uses lubricantes a base de aceite, como el aceite de coco, porque pueden romper los condones. Y muchos menos vaselinas y aceites de ducha, ya que contienen sustancias muy irritantes para esa zona.

5. Sin prisa, pero sin pausa:

A mayor relajación, mayor placer. Esto no se trata de meter y sacar simplemente. Es un proceso que requiere tiempo y dedicación. Por eso hay que relajarse, ir muy despacio y descubrir las nuevas sensaciones.
Hacerlo en una postura adecuada también es muy importante.

Si tienes dudas o necesitas ayuda, puedes CONTACTAR conmigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + diecinueve =